Flag

An official website of the United States government

Una cumbre para todas las personas de América
6 Se lee en un minuto
junio 9, 2022

 

Brian A. Nichols

Secretario Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental

Numerosos pacientes dominicanos por COVID-19 están vivos hoy gracias al trabajo de Marizeth Beato. Marizeth es una egresada del campamento de innovación SDQ Creates, lo cual es un programa facilitado por exbecarios YLAI e impulsado por la Embajada de los EE.UU. en Santo Domingo.  Gracias a esta experiencia, Marizeth pudo cofundar Open Air DR, un equipo de colaboración que trabaja en el desarrollo de productos de seguridad sanitaria de código abierto y bajo costo para combatir la COVID-19. Además, Marizeth utilizó los métodos que había aprendido durante su participación en SDQ Creates para desarrollar prototipos de ventiladores que no sólo ayudaron a numerosos pacientes infectados del COVID-19 que requerían asistencia respiratoria sino que también suplió a muchos hospitales con ventiladores cuando éstos escaseaban durante los albores de la pandemia.

Juntos, queremos generar más historias como la de Marizeth. Son demasiado pocos los potenciales agentes de cambio y emprendedores en las Américas que pueden hacer realidad sus sueños, debido a la desigualdad en las instituciones públicas, la corrupción, la inseguridad, la atención sanitaria deficiente, los efectos del cambio climático y el acceso limitado al financiamiento.

El presidente Biden recibirá a los líderes del Hemisferio Occidental en Los Ángeles del 8 al 10 de junio para la novena Cumbre de las Américas, con un objetivo ambicioso pero simple: ayudar al hemisferio entero —incluido los Estados Unidos— a materializar su potencial como región donde la democracia responda a las necesidades de todos y las personas puedan hacer realidad sus aspiraciones.

La Cumbre es un encuentro de nuestras sociedades y de nuestra gente. La pandemia de COVID-19 ha cobrado más de 2,7 millones de vidas en nuestro hemisferio y ha provocado un daño económico masivo. La pérdida de puestos de trabajo ha sido particularmente alta para mujeres, trabajadores más jóvenes, personas con niveles de educación más bajos y quienes trabajan en el sector informal. Esta situación se ha agravado aún más debido a la invasión injustificada de Rusia a Ucrania, la cual elevó el precio de productos esenciales que varían desde alimentos y fertilizantes hasta trigo y petróleo en toda América Latina, incluso aquí en la República Dominicana.

Durante la Cumbre, debemos comprometernos con una recuperación ecológica y equitativa, la resiliencia de nuestros sistemas sanitarios y la revitalización de las democracias. La pandemia de COVID-19 mostró que existen falencias en nuestros sistemas de salud pública que debemos superar trabajando juntos. Debemos impulsar una gobernabilidad con transparencia y rendición de cuentas, y promover y proteger los derechos humanos, el Estado de derecho, la inclusión social y la igualdad de género, racial y étnica.

A través de los diálogos de alto nivel, los EE.UU. ha buscado colaborar con la República Dominicana en el fortalecimiento de sus instituciones democráticas para que la corrupción sea menos probable no sólo bajo la gestión del presidente Luis Abinader, sino también en futuros gobiernos. Estamos dando prioridad a la reforma de compras y contrataciones públicas para que no se repitan los fraudes y sobornos que plagaron las compras públicas en el pasado. Estamos apoyando la transformación de la policía nacional para que la policía siga un sistema de normas y protocolos que sean coherentes con las mejores prácticas internacionales, y en el que la policía que comete infracciones rinda cuentas.

En lo que se refiere a la economía, podemos favorecer la prosperidad inclusiva si construimos una economía que sume más personas al empleo formal; por ende, debemos empeñarnos en promover la iniciativa empresarial y la participación de los jóvenes en la economía mundial. Hemos fortalecido la relación comercial entre los Estados Unidos y la República Dominicana que supera $US 17 mil millones este año. Esto no solamente representa un aumento de 34% comparado con el año anterior, pero también constituye un nuevo récord en cuanto a nuestro comercio bilateral. Este comercio ya está compuesto de una diversidad de productos que alimentan la creación de trabajos en ambos países, pero con una mayor cooperación hay todavía mucho espacio para crecer y abrir nuevas oportunidades para los exportadores dominicanos en el mercado estadounidense.

El progreso en todas estas áreas restablecerá en la ciudadanía la confianza de que la democracia puede dar respuesta a las necesidades de la gente. Debemos enfocarnos en las responsabilidades básicas de gobierno: brindar seguridad, atención de la salud, educación, infraestructura y Estado de derecho. Para lograr esto, nos proponemos invertir más en nuestra gente a través de la educación; construir instituciones más inclusivas y fortalecerlas; proteger y consolidar el papel crucial que desempeña la sociedad civil independiente; y respetar la dignidad humana que corresponde a cada persona.

El futuro de nuestro hemisferio sigue siendo auspicioso. La Administración Biden-Harris usará las oportunidades que ofrece la Novena Cumbre de las Américas para contribuir a que todas las personas de América se vean beneficiadas.