EE.UU y Rep. Dom. Aumentan los Esfuerzos Contra el Crimen Organizado Transnacional al Integrar el DHC 8 al patrullaje Aéreo

A solicitud del gobierno de la República Dominicana, el gobierno de los Estados Unidos de América habilitó una nueva aeronave para aumentar la capacidad del  patrullaje aéreo sobre las aguas del mar.

Las aeronaves conocidas como  DHC – 8 (pronunciado Dash 8) son aeronaves civiles de perfil ordinario, diseñadas específicamente para las tareas de reconocer, vigilar e interceptar a los traficantes de sustancias ilícitas; y están destinadas a apoyar operaciones locales acorde con las leyes dominicanas y leyes internacionales referentes a la detección, monitoreo, y de cómo contrarrestar operaciones de tráfico ilícito de drogas.

Gracias a los esfuerzos conjuntos de las autoridades dominicanas y estadounidenses y el uso de este nuevo recurso, se ha incautado 1,360 kilos de marihuana valorada en $15 millones de dólares, se han capturado 3 barcos y cinco personas fueron arrestadas.

Equipados con sensores de alta capacidad, los Dash 8 mejoran la capacidad durante los patrullajes marítimos en la República Dominicana y los Estados Unidos, ofreciendo información precisa y en tiempo real a los agentes de la policía, quienes pueden a su vez identificar a los responsables del tráfico ilícito, interceptando y capturando a los traficantes.

El tráfico ilícito pone en peligro la seguridad y el bienestar de todos los países, teniendo una influencia desestabilizadora sobre la seguridad regional y nacional.

Las agencias del Orden público, militares internacionales y de los EE.UU. trabajan juntos para cubrir aire, mar y tierra y evitar que traficantes ilícitos usen rutas de contrabando. Este esfuerzo envuelve cooperación cercana con la República Dominicana compartiendo información, realizando capacitaciones e intercambios de expertos, y mejorando la comunicación y la interoperabilidad.

El gobierno de los Estados Unidos está comprometido con trabajar de cerca con la República Dominicana y otras naciones socias del hemisferio occidental para aunar esfuerzos multinacionales contra la propagación del crimen organizado transnacional responsable del tráfico de drogas y otras cargas ilícitas, lo que únicamente deja como consecuencia a su paso la corrupción generalizada. El mejorar la seguridad de la naciones  socias del hemisferio occidental es un componente importante de la estrategia de seguridad regional del Comando Sur de los Estados Unidos como parte de la Estrategia para “Combatir Crímenes Organizados Transnacionales” de la Casa Blanca.