Declaración conjunta sobre iniciativa fronteriza del sector privado de Rep. Dom. y Haití 

El 16 de noviembre, representantes de asociaciones del sector privado de Haití y República Dominicana se reunieron virtualmente por quinta vez en los últimos 17 meses para avanzar en una serie de iniciativas de cooperación transfronteriza.  El gobierno de los Estados Unidos organizó la reunión, en la que participaron los embajadores de los Estados Unidos, el Subsecretario de Estado Adjunto para Haití, Canadá y el Caribe, y otros funcionarios del Departamento de Estado.  Los participantes examinaron los avances realizados en cuanto a las promesas de prácticas comerciales éticas y facilitación comercial.  Asimismo, destacaron la importancia de implementar un acuerdo de intercambio de información de 2017 entre las autoridades aduaneras haitianas y dominicanas, que contribuiría con la reducción de los problemas de contrabando que atraviesan la frontera, un tema prioritario para ambas naciones.  Los representantes del Banco Interamericano de Desarrollo proporcionaron un marco conceptual para ayudar a identificar y comprender la infraestructura, la tecnología, las comunicaciones y las herramientas logísticas necesarias para modernizar los procedimientos comerciales a lo largo de la frontera entre Haití y la República Dominicana.  Los representantes dominicanos y haitianos también transmitieron su gratitud al Gobierno de los Estados Unidos por la prórroga de la Ley de asociación comercial de la cuenca del Caribe (CBTPA por sus siglas en inglés).

Gracias a las preferencias comerciales de los Estados Unidos, la República Dominicana y Haití han construido un sólido sistema de co-producción textil en toda la isla que actualmente mantiene más de 40.000 empleos directos en la República Dominicana y más de 50.000 en Haití, preserva puestos de trabajo en la industria textil de los Estados Unidos, asegura la promoción de mercados más abiertos y fortalece nuestras relaciones comerciales en general, incluyendo el suministro de equipo médico de protección personal al mercado estadounidense en respuesta a la pandemia del COVID-19.  El grupo reafirmó su compromiso de transformar la frontera compartida en un motor de prosperidad económica para el pueblo dominicano y el haitiano.