Firman acuerdo y resolución para la protección y la conservación de la biodiversidad costero marina

Foto: Jerry Bauer

Santo Domingo, 29 de agosto de 2017

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales firmó el día de hoy dos acuerdos colaboración para el fortalecimiento de capacidades y la conservación de los recursos naturales.

El primero es un amplio acuerdo de colaboración firmado con The Nature Conservancy (TNC) institución líder a nivel global dedicada a la conservación de recursos naturales y que tiene como objetivo planificar y facilitar la implementación de proyectos de conservación; el fortalecimiento de capacidades técnicas; la consolidación de estrategias para adaptación al cambio climático, la reducción de riesgos derivados de fenómenos naturales, la realización de estudios científicos, la elaboración de estrategias para una pesquería sostenible y la seguridad hídrica protegiendo los ecosistemas productores de agua.

El primer acuerdo fue firmado por el Dr. Francisco Domínguez Brito, Ministro de Medio Ambiente y RR. NN. y el Lic. Francisco Núñez Director del Programa de las Antillas Mayores de TNC. Firmaron también como testigos, la Sra. Rosa Margarita Bonetti de Santana miembro de la Junta Directiva de TNC/Caribe y como testigo el Sr. Robert Copley, Encargado de Negocios, a.i. de la Embajada de los Estados Unidos de América en representación del Gobierno de los Estados Unidos, entidad que auspicia el Programa Caribeño para la Conservación de la Biodiversidad Marina, cuyas actividades se concentran en la Bahía de Samaná.

El segundo acuerdo consistió en un memorándum de entendimiento comprometiéndose a establecer un acuerdo de co-manejo para la cogestión del Parque Nacional Manglares del Bajo Yuna.  Este segundo acuerdo fue rubricado por Domínguez Brito en representación del Ministerio de Medio Ambiente, Francisco Núñez de TNC, la Sra. Rosa Margarita (Pirigua) Bonetti de Santana Presidente de Fundación Propagas y Rosa Lamelas, Directora Ejecutiva de CEBSE y como testigo el Sr. Robert Copley, Encargado de Negocios, a.i. de la Embajada de los Estados Unidos de América en representación del Gobierno de los Estados Unidos.

Adicionalmente, se firmó una resolución mediante la cual se crean seis zonas de repoblación pesquera en el ámbito de la Bahía de Samaná. Estas zonas, fueron identificadas como zonas de agregación o criaderos en trabajo realizado en coordinación con el Consejo Dominicano de Pesca y Acuicultura (CODOPESCA). Los pescadores de las diferentes comunidades, acordaron no extraer peces ni mariscos de estas zonas para asegurar la sostenibilidad de su medio de vida.

El Lic. Francisco Núñez de TNC informó que el acuerdo firmado contempla varias acciones entre las que destacó la reforestación con manglares para recuperar zonas degradas del Parque. El reforzamiento de los sistemas de control y vigilancia y la creación de zonas de reproducción de especies marinas de interés comercial para garantizar la sostenibilidad de la actividad pesquera en la Bahía de Samaná.

El Bajo Yuna es un extenso humedal costero subtropical, ubicado en la bahía de Samaná con características de estuario, predominancia de manglares y muchos cursos de agua. La zona sustenta un amplio mosaico de hábitats que alberga especies endémicas en riesgo de extinción.

El Parque Nacional Manglares del Bajo Yuna, fue incorporado como parque nacional al Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP) mediante la Ley 202-04 Sectorial de Áreas Protegidas y, el 2 de febrero de 2013, fue designado como el tercer Humedal de Importancia Internacional de la República Dominicana e inscrito en la lista Ramsar. Tiene una superficie aproximada de 110 km2. El sitio está estrechamente vinculado a la bahía de Samaná, donde reside el 30% de los pescadores del país.

 

Foto: Jerry Bauer del Servicio Forestal de los Estados Unidos (USFS)